martes, noviembre 14, 2006

Sus ojos (posteado por ni(hilist)na)

Lo que siempre más me impactó de él fueron sus ojos. Es que son propios de quien es solo un espejo del medio, de víctima pasiva contempladora. Ojos de cristal, a veces, de denuncia. Claro, es que él es nuevo en el mundo, es un nene, metafóricamente hablando. Solo podía hablarte con la voz de quien está siendo construido, de quien no tiene pasado e inclusive tampoco futuro: testigo, imagino, de las cosas más terribles.
Muchas veces fantaseé con acercarme a él, preguntarle si necesita algo, hasta llevarlo a mi casa, abrirle mis puertas con toda confianza. Le diría que me impresiona su voz audible a una cuadra de distancia, que debería iniciar una carrera como cantante, ir al programa de Tinelli, o aunque sea ser de los que cantan la bolilla en la lotería. Le regalaría un futuro, extendería mi mano hacia él y correríamos hasta mi casa, mi cuarto, mi cama, hasta despertarme con esos ojos negros, de vasos sanguíneos a la vista, ojos de monedas sucias, de facturas a medio empezar, de zapatos lustrados y uñas comidas. Ojos que ahora ven mi silueta a los lejos con esperanza.
Antes de dar vuelta a la esquina:
Me cruzo una vez más a este pibe. Llevo dos bolsas cargadas de frambuesas, arándanos, tunas, cubitos de membrillo para las tostadas, las tostadas (las de salvado y las otras), la yerba, dos higos maduros, tres pasionarias y papayas: dos bolsas iguales y simétricas de bocados esféricos, pequeñas unidades de autosatisfacción estomacal que caen y ruedan por el pavimento cuando le alcanzo unas monedas a este pibe, dejándome sin merienda por una semana. Sus ojos ahora son ojos de disculpa y agradecimiento, y los míos son ojos maternales, de consuelo. Avanzo por la vereda con resignación. Pienso que la pequeña interacción fue ciertamente intensa, que tal vez de paso a algo mejor en el futuro, que la merienda de una persona no es más importante que la de otra, que aquellos ojos me hechizaron, que todos esos pensamientos son solo una expresión de mi conformismo.
Antes de dar vuelta a la esquina:
Me cruzo una vez más a este pibe. Le digo, sin mirarlo a los ojos, que no tengo un mango partido al medio. Más papas fritas para los chicos.

viernes, octubre 20, 2006

Inconcluso

La sangre arrea mis sentidos al tocar
tu piel y los reflejos de tu piel, el mar
que antes en sombras dormido avecinaba
prisionero de mi torre en la alcazaba

miércoles, octubre 18, 2006

Ungüento para gangosos

Había una vez...
Nada. Sólo que me dio risa y quise compartirlo.

sábado, septiembre 30, 2006

Grisel

¿Que pasó con mi sangre que no te detuve?... Si era atarte a la cama o degollarte.
En vez fui seco de acciones , un tarado. Un novillo ovillo.
En tus piernas esperando el corte.
De las risas capítulo aparte.
Nadie habló de más aquella noche.

miércoles, agosto 16, 2006

Contaminación

En arenas del barco devenir,sucios de exasperación.
Vos mas bien inerme y yo viscoso.
De sal no debe haber mayor sabor que el odio.
Es otro el que contempla.Yo te juzgo.

lunes, agosto 14, 2006

Una amiga de la casa inaugura bloglines

Un libro cae del estante .Su dueño se agacha a recogerlo y tropieza.
Sin nadie que los levante,un libro y un hombre pesan lo mismo.

jueves, agosto 03, 2006

Sobre gustos

Onomatopeya en clave sol.
De usar andaderas para frases que cojean y listones en camisas de once varas.
Prescindo sin embargo,del hilo dental ,los apoyavasos y los almohadones de pluma de ganso.